.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

lunes, 29 de enero de 2007

Recuerdos

Llueve. Algún poeta ha comparado la lluvia con el llanto del cielo.

Mi alma se hace eco de ello... tanto, que el agua rebalsa los diques y sube a mis ojos, a punto de desbordar...

Hay veces, justo como hoy, en que desearía sumirme en el más negro de los olvidos... una amnesia pacífica y total... Sí, tal como suena. ¿Por qué? Por los recuerdos. Los recuerdos no son rivales que jueguen limpio: me esperan agazapados, al acecho. Son pacientes, como todo buen cazador, y están seguros de su presa. Puede demorar más o menos en caer en sus redes, pero tarde o temprano la consiguen.

Los recuerdos... los más despiadados de los cazadores. Me envuelven, me enredan, me torturan... y ni siquiera puedo morder el cuchillo con que lentamente me desangran, para luego liberarme, deshecho y amedrentado como un animal acorralado.

Tan seguro de mí mismo. Escudado tras la ilusoria coraza de la risa. Pensando que un salvador atisbo de felicidad podría protegerme... y por confiarme, olvidé que nadie puede escapar de lo que uno mismo construye; y ese olvido, en parte voluntario, fue como bajar la guardia. Y ellos me agarraron... de nuevo. Hoy, como en ocasiones anteriores, me llevan en un viaje a mi interior, pero ese "paseo", sólo se concentra en un lugar que conozco demasiado bien para mi gusto:las mazmorras.

La daga de las traiciones me apuñala por la espalda una y otra vez, para recordarme el dolor pasado... quien maneja esa daga, es el olvido, que no cesa de reprocharme que haya dado el perdón. Sí, porque se puede perdonar prácticamente todo, pero olvidar, jamás. Me llevan a las celdas, donde se encontraban amables recuerdos que antes tenía encadenados, y que una vez, no hace mucho, liberé. Los grilletes permanecen vacíos... pero las manchas de sangre siguen ahí, tan rojas, casi calientes, sin secarse pese al tiempo... y sin lavarse pese a las huracanadas lluvias que las barren cada tanto...tanta, tanta sangre...
Lee el artículo completo!

domingo, 28 de enero de 2007

Los hermanos, las plantas de celulosa y los cortes... o como tener a todo un país de rehén

Un ermitaño, ya lo dije, cuenta con ventajas.
Una de ellas es no tener que meterse o intervenir, en los asuntos del mundo. Podemos, simplemente, sacudir la cabeza dando a entender que el mundo está loco y que hemos tomado la decisión correcta al venirnos a nuestra ermita en la montaña. Acá, en la ermita, podemos dedicarnos tranquilamente a hacer nuestra vida sin sobresaltos y sin que nos importe mucho ni poco el resto del universo.
Pero a veces, eso no es suficiente, ni siquiera satisfactorio, y el ermitaño considera necesario gritar desde la montaña para hacerse oír y tratar de llevar un poco de cordura a las atribuladas, pecadoras y descarriadas almas que lo rodean, antes de que todo se desmadre; o si ya se ha desmadrado, tratar de evitar que todo se vaya al carajo.
Esta es una de esas ocasiones.
Te diré, a vos que estás leyendo, que este tema de Botnia en particular, las plantas de celulosa en general, los cortes de ruta a ellas asociados, y este antagonismo que se está tornando feroz entre uruguayos y argentinos, ya es suficiente.

Antes de seguir con este sermón, quiero hacer dos puntualizaciones:

1. Como uruguayo, estoy en contra de este tipo de plantas. No por el impacto ambiental (que será discutido más adelante), sino por las ventajas que aportan a Uruguay. Es muy fácil enumerarlas ya que la lista es corta: NINGUNA (y esto también será oportunamente comentado)

2. No creo en la hermandad entre países. Los países, o los estados, no tienen hermanos; a lo sumo socios comerciales, aliados de conveniencia, países con algunos intereses comunes... pero no hermanos. Los pueblos tampoco los tienen. La historia, los intereses económicos y las distintas políticas o formas de pensar (a pesar de que culturalmente existan más o menos similitudes o rasgos comunes) y un largo etcétera conspiran contra ello. La generalización no refleja la verdad, salvo que seas una partícula gaseosa. En el mejor de los casos, gentes (individuos particulares) de un país pueden sentirse hermanos de gentes (otros individuos, seleccionados) de otro país. Esto es: las personas tienen amigos.

Por lo tanto, decir que somos TOOODOS hermanos, me parece una hipocresía.

Ahora bien, pasemos a lo que importa.

Las papeleras contaminan, che. Sí, sí, ya lo sé, soy un genio, verdad? A lo que voy es: no hay actividad industrial que no contamine en menor o mayor grado. La mera existencia de una comunidad humana es contaminante. Producimos humos, desechos propios y de nuestra actividad y vamos descartando lo que no nos sirve o lo que nos sobra. Le pese a quien le pese, somos unos mugrientos.
Pero no es ese el motivo por el que estoy en contra de ellas. Decir que van a contaminar a niveles insoportables y catastróficos el medio ambiente es pura especulación.
Hay estudios ambientales que parecen inclinar la balanza para ambos lados, pero quién puede decir cuál es la VERDAD? Cada uno de ellos está parcializado. Lamentablemente, aunque soy conciente de que las plantas van a contaminar, no estoy en condiciones de opinar acerca del GRADO de contaminación, ni de si las medidas para el tratamiento del agua utilizada serán efectivas.

El tema es que las papeleras no le aportan NADA al Uruguay, salvo un poco de propaganda... y ni siquiera sé si puede ser buena.
Están en un régimen de Zona Franca, por lo que no pagan impuestos, y las exportaciones no son de Uruguay. Uruguay no va exportar nada por intermedio de las plantas, sino que son las empresas quienes van a exportar desde sus plantas en Uruguay.
Se dice que es la mayor inversión privada de la historia del país y se manejan cifras de miles de millones de dólares. Bueno, hello! De ese fardo monumental de dinero, acá sólo queda una minúscula parte. Uruguay no cuenta con la industria pesada necesaria ni siquiera para producir las vigas de soporte (las realmente grandes vienen de Chile si no me equivoco). Ni que hablar de la tecnología para producir las maquinarias en sí.
Los tipos están acá sólo por la cercanía con la materia prima.
Tampoco es que vayan a emplear a miles de obreros. Están empleados ahora, por la construcción propiamente dicha, pero cuando estén operativas, la mano de obra de las plantas será mínima. Apenas unos cientos de obreros en cada una. Y de esos cientos, los mejor remunerados serán técnicos y personal jerárquico de la propia empresa.
Podría decirse que los empleos indirectos serán muchos, como por ejemplo los camiones necesarios para trasladar los troncos, pero eso tampoco es cierto. Se está armando la infraestructura para transportar la madera por tren o barcazas que bajen por el río Uruguay.
Ni siquiera toda la madera utilizada va a ser de acá, ya que el volumen que utilizan es monstruoso. Argentina va a ser un GRAN proveedor de materias primas.

Al país en sí, entonces, no le queda nada que valga estos quebraderos de cabeza, ni estas penurias. Eso, salvo para el personal de unas pocas empresas puntuales (de productos químicos y las forestales por ejemplo). Bien por ellos.
Los réditos a largo plazo derivados de las plantas no justifican, ni se equiparan remotamente con las pérdidas que está sufriendo el país AHORA. No sólo por el turismo, sino también por la anulación de las exportaciones e importaciones por vía terrestre.

Luego tenemos el conflicto en sí. Los gobernantes de ambos países (Néstor Kirchner y Tabaré Vázques, NK y TV de ahora en adelante) no pueden dar su brazo a torcer. Los dos tienen la obligación de salvar la cara (por no decir su precioso culito). El que afloje primero, va a ser visto por sus conciudadanos como un pusilánime en el mejor de los casos. Y el que salga "victorioso" generará un fervor nacionalista que caldeará los ánimos todavía más, cosa que puede dar al traste con lo que se pueda haber obtenido.
Todo esto no es más que una cuestión de orgullo y vanidad. Hey! Son pecados mortales!!

*) Los ambientalistas/piqueteros (dependiendo del punto de vista) no pueden dar marcha atrás. No después de todo el despliegue mediático, ya que su reclamo se basa no en la limpieza del medio ambiente, si no direcamente en la eliminación de las plantas. Que dejaran las rutas con las plantas todavía en pie, y sin haber obtenido nada, sería una humillación. Y el amor propio es más poderoso que cualquier argumento racional.

*) NK lo hizo causa nacional. Va a dejarse ganar por un paisito de morondanga que muchos argentinos consideran una pseudo-provincia argentina? Ni en pedo, ni un poco! No importa que en la frontera con Paraguay, sobre el río Paraná (que también desemboca en el río Uruguay) existan plantas de celulosa que presumiblemente son fuentes de una gran contaminación, ni que tengan plantas de energía nuclear en uso desde hace demasiado tiempo, con tecnología muy similar a la usada en el reactor de Chernobyl y siempre en el filo del desastre , el tema es que con la bandera del daño ambiental se metió en una situación de la que es cada vez más difícil salir y ni siquera se sabe si QUIERE salir.

*) TV, tal vez a su pesar, también lo hizo causa nacional. Con el pretexto de la soberanía nacional, no puede dejarse vencer por la prepotencia, la intransigencia y no sé que más etcéteras. Y en su caso es peor. El tipo, TV, cuando asumió, se encontró con todos los papeles firmados. Si hiciera desistir a las empresas, las multas y sanciones serían astronómicas. Por no hablar de que no va a dejar que un estado extranjero controle la política de SU país. No es suyo, claro está, ya que está sólo de paso. Pero dejémonos de semántica.

*) Las empresas tampoco van a irse. Tienen mucha guita en juego, viste? Y como dijo hace mucho tiempo mi tocayo, el Señor de Quevedo: Poderoso caballero es Don Dinero.

La situación no es buena, ya que incluso gente pacífica se está radicalizando. Para empeorar las cosas, toda la pantomima de La Haya con sus fallos para un lado y para el otro sólo sirven para crear más frustraciones, y más terquedad.
Del Mercosur ni hablo. Es sólo PAPEL MOJADO, y nadie da un pomo por él. Don Lula tampoco va a hacer nada. Qué? Va a ponerse en contra a uno de sus principales socios comerciales por ayudar a un paisto (en cuanto a balanza comercial) como el nuestro? Ni loco!

Lo que realmente me molesta, es que las personas de los cortes siguen refiriéndose a nosotros como sus hermanos. Es un disparate!
Supongamos una familia de las de antes, de las grandes: madre, padre y 10 o 12 hermanos.
Papi se pelea con mami. Algunos hermanos están con pa' y otros con ma'. Pero uno de los hermanos se para frente a la heladera y le dice al resto que los quiere, los ama, y que con ellos está todo bien... pero que no van a comer hasta que uno de los padres ceda ante los reclamos del otro. Y no deja comer a NADIE. Ni a los que están con pa' ni a los que están con ma'.
Y entonces? Qué culpa tienen los hermanos, si los del puterío son los cabeza de familia?
Así que resumiendo: un hermano, tiene de rehén a todos los demás y los hace cagar de hambre por algo en lo que no pinchan ni cortan. Ni siquiera el que está frente a la heladera tiene relevancia en el conflicto!
Aplauso, medalla y beso!!!
Así que nada más, salvo darles las gracias a nuestros hermanos, que nos ayudan a conservar la figura.

QUÉ LINDA FAMILIA, VO'

Lee el artículo completo!

sábado, 27 de enero de 2007

Estoy en Technorati! La ermita se vuelve cool, baby!

Technorati Profile Lee el artículo completo!

Mi amigo y compañero

Cuánto hace que nos conocemos, amigo mío? Veinticinco años? Más? No importa. Lo que importa es que has sido casi una constante en mi vida desde que nos encontramos por primera vez.

Te acordás? Nos presentó uno de los peones de la casa del abuelo. Yo no tenía más de cinco o seis años. Al principio te tenía un poco de desconfianza. Tu carácter me parecía fuerte en ese entonces, y yo era muy gurí. Además, nos veíamos muy poco, yo no tenía forma de encontrarme con vos, y cuando nos encontrábamos, vos venías con otra gente. Nunca podíamos compartir más que un momento juntos. A la gente le gustaba apurarte. Todavía hoy hay gente que te apura; como si fueras a irte a algún lado sin avisar.

Me gustaría preguntarte cuándo fue el día que por fin nos encontramos por propia voluntad. Pero es casi seguro que no te debés ni acordar. Sí me acuerdo que fue todo un acontecimiento. Fue papá el que un buen día me dijo cómo hacer para encontrarte. Me lo explicó con paciencia, pero sin entrar en detalles de lo que significaba. Eso lo aprendí muy luego, solito y sin ayuda. Nunca sabré si la parquedad de palabras de papá en ese sentido fue un descuido, o si fue un toque de sabiduría por parte del viejo.

Mi amigo fiel, y leal compañero. Pensar que nunca me dejaste en banda. Ni siquiera cuando pasaron temporadas completas sin que pensara en vos; y tampoco cuando te apuraba y te maltrataba un día sí y el otro también. Te llamaba y vos ya estabas ahí. Aquí.

Te acordás de esos días en la playa? Éramos catorce, o veinte, todos bochincheros, todos con ganas de estar con vos un rato... y vos nunca te negaste, ni a nadie defraudaste. A veces decían que era gracias a mí que vos eras tan bueno, pero eso nunca ha sido verdad. La verdad es que tu nobleza surge por sí misma a la menor oportunidad.

Pocos, como vos, son capaces de provocar una sonrisa agradecida. De levantar el ánimo de un desfalleciente, o de alejar la fatiga.

Nunca con un favoritismo. Jamás haciendo una distinción. Sin el menor prejuicio. Te he visto con todo tipo de gente. Con mil ropas y adornos distintos. Se te puede ver cubierto de joyas, plata y oro, y hasta adornado con el más sencillo trozo de caña. En la casa más humilde, y en la mansión más lujosa. Incluso dándole consuelo a quien no tiene techo te he visto. En vos no hay lugar para la soberbia ni el orgullo. De repente si estás conmigo, mi desconfianza te gana y hay gente con la que no hablás. Pero no es culpa tuya. Eso lo sabe todo el mundo.

Cómo darte las gracias, amigo mío? Sé que ya se ha dicho y escrito mucho de vos, incluso libros, por algunos más autorizados que yo de repente, pero dejame que te diga esto mientras todavía puedo. Para vos no supone diferencia alguna si quien te habla es un erudito o un completo ignorante, así que no creo que te moleste.

Con vos, en los más negros momentos, enterramos a nuestros amigos. Juntos, estuvimos en los días brillantes de la vida, y vimos nacer a los hijos de nuestros allegados más queridos. También juntos reímos y lloramos. Nos acercamos... me acercaste, a un montón de gente y jamás pude pelearme con nadie estando vos ahí. Recorrimos media América casi del brazo, y cuando hay que caminar media cuadra tampoco nos separamos.

Viste llegar mujeres, viste surgir amores, y siempre me animaste, sin ponerte celoso ni envidiar mi suerte. Y siempre estuviste a mi lado las veces en que esos amores me dejaban el alma rota en mil pedazos.

Estudiar sin vos no hubiera sido posible. No para mí al menos. Porque, cuántas veces me mantuviste despierto? Ni que hablar de todos esos momentos en que creí volverme loco por encontrar una solución a un problema. Pero bastaban unas pocas palabritas contigo para que la cosa no fuera tan grave.

Trabajar tampoco. Sin vos sería difícil combatir el tedio, y tu compañía al final de la jornada, es como recibir una palmada de aliento en la espalda.

Compartimos amaneceres, puestas de sol, y la negrura más profunda que precede al alba. Vimos cielos brillantes, heladas monumentales y noches cuajadas de estrellas.

Me hermanaste con personas que eran perfectas desconocidas, y con mis amigos afianzaste los lazos. Con el viejo, permitiste y permitís un diálogo sin palabras que nos acerca. Basta tu sola presencia para que todos seamos concientes de lo que es compartir y deseemos extender la mano. Y aunque todos los que te queremos te vemos de una forma distinta, todos somos iguales para vos: hermanos.

Junto a vos he compartido mis mayores gozos, y sólo vos conocés mis penas más profundas y mis lágrimas más amargas, que más de una vez te han mojado.

El calor de un sol abrasador de un verano cualquiera se alivia con cualquiera de tus palabras, y el frío lacerante del más inclemente de los inviernos se sobrelleva mejor en tu compañía. A veces, el mundo entero parece hecho de tormentas. Y cuando me da la impresión de ser el único habitante del universo mientras veo caer la lluvia que cual un manto de tristeza cubre el horizonte, sólo vos sos capaz de darle tibieza a los recuerdos y alejar la soledad.

Incluso ahora, mientras escribo esto, estás a mi lado y gozo de tu amargor. Con esa estampa de intemporalidad que te caracteriza y que supo inmortalizar Juan Manuel Blanes al pintarte; tan calmo y sereno como si conocieras los secretos de la vida misma. Siempre con ese sentimiento profundo con que te cantó José Larralde.

Me das sosiego cuando estoy abrumado y con vos siempre tengo un instante para la reflexión.

Nunca con una queja, nunca con un reproche.

Espumoso y calentito, el mate.



Lee el artículo completo!

viernes, 26 de enero de 2007

Alguna vez...?

¿Alguna vez tuviste el impulso de dejarte fluir... fluir como el lento y plácido manar de una fuente sin memoria... pero no lo hiciste por temor al lugar en donde podrías despertar?

¿Alguna vez tuviste la necesidad de gritar... de aullar... un aullido más allá de lo humano, que dejara salir todo lo violento, todo lo obscuro que tenés dentro... pero nunca te atreviste?

¿Alguna vez quisiste llorar... pero no lloraste, porque temías que si derramabas una sola lágrima, luego esta se convertiría en un torrente capaz de ahogarte?

¿Alguna vez anhelaste poder gritar tu verdad a los cuatro vientos... pero nunca lo hiciste, por temor a perecer aplastado por el propio peso de las palabras que pudieras dejar libres?
¿Alguna vez quisiste amar...? ¿Alguna vez quisiste amar con toda la fuerza, pasión y entrega que fueran capaces de dar tu corazón y tu alma... pero no lo hiciste, por compromisos reales o imaginarios, por temor a los resultados... o por temor a que no fuera suficiente?

¿Alguna vez pensaste en dejar a su sola voluntad a tus manos y a tu alma, para que de ellas surgieran palabras... danzantes palabras, diáfanas como el vuelo de una mariposa... palabras libres, sin ataduras ni censuras... pero no te atreviste por considerarlo una tontería sin sentido?

¿Alguna vez tuviste el impulso de soñar...? ¿De soñar un sueño disparatado y feliz... pero no lo hiciste por temor a caer presa de las visiones?

Y si en realidad sí te hubieras atrevido a soñar... ¿Alguna vez estuviste tentada a transitar por esa senda, y hacer tus sueños realidad... pero nunca te atreviste por temor a descubrir que los sueños pueden ser tan efímeros como una voluta de humo?

¿Alguna vez tuviste el impulso de ver? ¿No sólo de mirar... si no VER, lo que te rodea? ¿De dejar de ser ciego por un instante, y realmente prestar atención a lo que está a tu alrededor? Y más allá de eso... alguna vez quisiste ver hacia el interior, tu interior, pero no lo hiciste por temor a descubrir algo que mejor sería que siguiera oculto?

¿Alguna vez llegaste a percibir que en ocasiones la vida es como un interminable carrusel de imágenes que se repiten, haciendo de cada día un espejo del anterior... pero nunca te animaste a hacer nada al respecto por temerle al cambio?

Muchas preguntas, sin dudas... Tal vez nunca hayas hecho nada de lo que he descrito. Tal vez ni siquiera te has detenido a pensarlo. O tal vez, sólo tal vez, nada de esto importe en realidad... aunque ahora que vuelvo a tierra, me doy cuenta de la asombrosa cantidad de cosas que tememos.
Tal vez la raíz de todo esté en el miedo... y en el empeño de ver sólo lo que queremos ver... tal vez..

Imaginas todo lo que podríamos hacer si lo dejáramos de lado?

Lee el artículo completo!

Minas

Un ermitaño tiene mucho tiempo libre. Puede usarse para meditar sobre cosas trascendentales, buscar la iluminación y la auto realización personal, o simplemente ese tiempo ocioso puede ser fuente inagotable de las boludeces más divagantes.
Esta es una de ellas.
Qué pretenden las minas? No en general, claro está, ya que las mujeres pretenden muchas cosas; algo así como TODAS las cosas. Me refiero a un evento del que he sido protagonista una vez (por suerte) y testigo varias otras veces. Esto es: la violencia que involucra (o no) a su pareja y a otro tipo.
Supongamos que un tipo va caminando con su novia, y supongamos que la mina está bastante buena. Es más que probable que ella atraiga miradas. Muchas. Si la susodicha tiene espíritu deportivo, lo va a aceptar con resignada filosofía, lo mismo que su novio. Pero hay otras...
Esas otras que le dicen al chabón: "Ay, Pablooo, Gordooo, ese baboso me mira. Hacé algo!" Ese "hacé algo" es mortal, my friend! Ahí está, el pobre e infeliz bastardo, en una disyuntiva que puede marcar un hito en su existencia... en pocas palabras, el tipo está en el HORNO.
Puede arrancar, ciego de furia como un toro furioso, y machacar furiosamente al impertinente... cosa que implica aporrear a cuanto tipo se cruce con la histérica de la novia, o no hacer nada, más que decirle a su dama que no le infle la paciencia.
Ninguna de las opciones es buena.
La primera es cansadora, en algún momento va a encontrar a alguien que sencillamente no se deje machacar (al contrario), no tiene sentido, y lo que es peor, la novia lo va a ver como un animal, un bruto exagerado, un tipo que no piensa y que no tiene la más mínima noción de lo que es una "respuesta proporcionada". Es decir, va a hacer un escándalo.
La segunda puede ser considerada como peor, dependiendo del punto de vista. No importa que el tipo le busque una salida inteligente, que razone, o que directamente no haga nada. Va a ser visto como un irresoluto, un pusilánime, como alguien que disfraza a la cobardía con el traje de la prudencia, un tipo que no se la juega y que no defiende a su chica. Es decir, va a hacer un escándalo.

En cualquier caso, el tipo pierde. Porque, qué va a hacer? Qué es una "respuesta proporcionada"? Si no hay NADA a que responder!!! Qué? Le va a decir al kía que le ficha la novia "Señor, absténgase de hacer eso" con expresión ceñuda y tono imperativo? Vamos! Eso sí que va a generar un problema... con el otro tipo!!
Así que me pregunto: QUÉ PRETENDEN LAS MINAS!!!???

Porque ellas también están inmersas en una batalla propia. En primera instancia está el instinto atávico y animal de pretender protección del macho, de cara a asegurar la supervivencia de la descendencia. De ahí viene el famoso y nunca bien ponderado "hacé algo" y los reproches cuando no se hace. Y luego tenemos esa pátina civilizadora que impone la sociedad moderna. Esa que implica que el tipo debe estar en contacto con sus sentimientos, puede llorar, tiene que ser capaz de compartir con su pareja el baño del conejito que hay por mascota y mil y una estupideces más. De ahí vienen las amonestaciones por ser un bruto animal. Y pobre, POBRE, del 10 veces abombáu que haga la mariconada de llorar! Ellas pueden decir que quieren verlo... pero eso no es cierto ni en pedo, ni un poco.

Hermanos míos, ovejas pecadoras que vienen ante mí en busca de guía y consuelo, déjenme decirles que SON TODAS BOLUDECES! No se preocupen... no vale la pena, ya que SIEMPRE van a PERDER.
Es una de las Leyes de Murphy: Sea cual sea el curso de acción que tomes, siempre será la elección equivocada.

Personalmente, si me obligaran a elegir, preferiría la primera. Es mejor ser tildado de animal exagerado que de boludo contento. De esas dos, la tercera opción es decirle al otro pibe, guiñada de por medio: "Buena mi hembra, no?" Va a generar, probablemente, una sonrisa en la otra parte, y apenas un reproche por machista de parte de la histérica.

Y ni que hablar cuando el tipo toma la iniciativa de "macho alfa" por su cuenta! Eso sí que es un problema en fija. Tan seguro como que la abuela del Diablo es 7596 veces peor que él!
Suponete que el pibe está con su novia, tomando mate en la playa. De repente se aparece un perro paseandero, de esos que siempre andan buscando un mimo. El tipo intenta correrlo, espantarlo, en un intento, más o menos fingido, de proteger a su dama. Bien... y si aparece el dueño del perro? Y si no le gusta que maltraten a su amigo (el perro) ni siquiera de palabra? Y si el dueño del perro le desenrosca la cabeza de una piña al impertinente fanfarrón? Ahí sí que está completo!!! No sólo pasó por machista, sino que también demostró ser incauto, imprudente y un blandengue.

Este ejemplo contiene algunas exageraciones, aunque no muchas. Perfectamente puede servir de "modelo" para situaciones parecidas. De repente no tan radicales, pero sí muy similares en su esencia. Y que levante la mano el tipo que no se ha visto involucrado en uno de esos berenjenales!

En realidad, todo esto es prédica desde el púlpito... soy un ermitaño, te acordás? Ser ermitaño TIENE VENTAJAS CLARAMENTE TANGIBLES.
La verdad, es que me hace PLIN a la enésima potencia y no me importa ni un poco...

Les deseo Buena Vida
Lee el artículo completo!

Carlos Drummond de Andrade


Nacido en Itabira en 1902 y fallecido en Río de Janeiro 1987 es considerado el mayor poeta de la literatura brasileña del siglo veinte.

De alguna manera, me recuerda al gran Dylan Thomas. Una tristeza, un dolor, una oscuridad que surge quién sabe de dónde y que nos lleva por paisajes no tan sencillos de evocar.

Acá dejo un par de sus poemas.

José

" Y ahora, José? La fiesta acabó, la luz se apagó, la gente se fue, la noche enfrió, ¿y ahora, José? ¿y ahora, tú? tú que eres sin nombre, que te burlas de otros, tú que escribes versos, que amas, protestas, ¿y ahora, José? Estás sin mujer, estás sin discurso, estás sin cariño, no puedes beber, no puedes fumar, escupir no puedes, la noche enfrió, el día no vino, no vino el tranvía, la risa no vino ni vino la utopía, y todo acabó y todo escapó, todo enmoheció, ¿y ahora, José? ¿Y ahora, José? Tu dulce palabra, tu instante de fiebre, tu gula y ayuno y tu biblioteca, tu mina de oro, tu terno de vidrio, tu incoherencia, tu odio - ¿y ahora? Tal vez si gritases, tal vez si gimieses, tal vez si tocases algún vals vienés, tal vez si durmieses o si te cansases o si te murieses...Pero no te mueres, Aguantas, José! Solo allá en lo oscuro como bestia agreste, ya sin teogonía, sin pared desnuda para recostarte, sin caballo negro que huya al galope, caminas, José! José, ¿para dónde? "


Los hombros soportan el mundo

" Llega un tiempo en que no se dice más: Dios mío. Tiempo de absoluta depuración. Tiempo en que no se dice más: amor mío. Porque el amor resultó inútil. Y los ojos no lloran. Y las manos tejen apenas el rudo trabajo. Y el corazón está seco. En vano mujeres golpean la puerta: no abrirás. Quedaste solo, la luz se apagó, pero en la sombra tus ojos resplandecen enormes. Eres todo certeza, ya no sabes sufrir. Y nada esperas de tus amigos. Poco importa la vejez, ¿qué es la vejez? Tus hombros soportan el mundo y no pesa más que la mano de un niño. Las guerras, las hambres, las discusiones dentro de los edificios prueban apenas que la vida prosigue y que ni todos aun se liberaron. Algunos, pareciéndoles bárbaro el espectáculo, prefirieron (los delicados) morir. Llegó un tiempo en que es inútil morir. Llegó un tiempo en que la vida es una orden. La vida apenas, sin mistificación. "
Lee el artículo completo!

jueves, 25 de enero de 2007

Entonces, qué?


Este puede considerarse, en realidad lo es, el primer artículo de este blog. Los que aparecen con fechas anteriores, son simplemente porque ya estaban escritos y pedían a gritos que los soltara en Internet... y quién es uno para negarse?
Pero en fin, creo necesario dar un par de pequeñas explicaciones relativas tanto al nombre de este invento, como a los motivos por lo que este invento está acá, pululando por el éter.
Según parece existen dos definiciones para ermita. Tal vez existan más, pero de momento, las que interesan son sólo
dos. Por un lado es una iglesia o capilla apartada que no posee un culto permanente; la primera parte de esta sentencia es sólo para despistar, en tanto que la segunda se refiere a la frecuencia con que pienso estar por acá. El motivo es bien simple: he visto blogs preciosistas y de una manufactura impecable en los que son evidentes horas de dedicación. Bueno, lo siento mucho, che. Ya tengo un trabajo (dos en realidad), y esto se supone que es una actividad placentera.
Por otro lado, una ermita es el lugar donde habita un ermitaño...
Resulta extraño, habitar una ermita en pleno centro de la aldea global. Es probable que sea un ermitaño que necesita decir o compartir algo. Tal vez mi voz reciba ecos que me indiquen que no estoy solo en la ermita, y que ese asunto del ermitaño es sólo una fábula... tal vez, si soy lo suficientemente afortunado.
O puede que simplemente sea un ermitaño vanidoso y nada más.
Que cada cual lo tome como más le guste y todos en paz.


Lo que resta es "Ûl" en donde el acento circunflejo duplica la vocal. Quien haya leído la obra de Tolkien comprenderá. Algo así como "a buen entendedor, pocas palabras".

Lee el artículo completo!

martes, 9 de enero de 2007

Lágrimas

Tristeza...

¿Es posible que exista tanta tristeza? ¿Es posible describirla? ¿Es posible soportarla?

Tristeza que se alimenta de desesperación...

Tristeza que se nutre de desesperanza...

Tristeza fruto de sueños rotos y soledad...

Tristeza que nubla la mente...

Tristeza que cierra el corazón...

Tristeza profunda, en la que desaparecen todas las demás emociones...

Tristeza que te permite reír, pero que no deja que la risa suba hasta tus ojos...

Tanta tristeza...

Tristeza que te permite amar, pero sin que el amor te posea...

Tristeza egoísta, que no te deja llorar...

Tristeza que opacaría el brillo del oro...

Tristeza que enfriaría el sol y mataría su luz...

Tanta tristeza...

Tristeza que te empuja a la locura...

Tristeza que quiere auto destruirse y llevarme con ella...

Tristeza de promesas vanas...

Tristeza de palabras vacías...

Tanta tristeza...

Tristeza eterna como el tiempo...

Tristeza infinita como el espacio...

Tristeza escurridiza que no se puede atrapar...

Tristeza afilada como un puñal...

Tanta tristeza...

¿Puede la tristeza caber en una sola lágrima? ¿Puede una lágrima contener toda la tristeza? ¿Podría cualquiera deshacerse de ella tan fácilmente? ¿Podría alguien...?

Tanta tristeza...
Lee el artículo completo!



Add to Technorati Favorites