.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

viernes, 26 de enero de 2007

Minas

Un ermitaño tiene mucho tiempo libre. Puede usarse para meditar sobre cosas trascendentales, buscar la iluminación y la auto realización personal, o simplemente ese tiempo ocioso puede ser fuente inagotable de las boludeces más divagantes.
Esta es una de ellas.
Qué pretenden las minas? No en general, claro está, ya que las mujeres pretenden muchas cosas; algo así como TODAS las cosas. Me refiero a un evento del que he sido protagonista una vez (por suerte) y testigo varias otras veces. Esto es: la violencia que involucra (o no) a su pareja y a otro tipo.
Supongamos que un tipo va caminando con su novia, y supongamos que la mina está bastante buena. Es más que probable que ella atraiga miradas. Muchas. Si la susodicha tiene espíritu deportivo, lo va a aceptar con resignada filosofía, lo mismo que su novio. Pero hay otras...
Esas otras que le dicen al chabón: "Ay, Pablooo, Gordooo, ese baboso me mira. Hacé algo!" Ese "hacé algo" es mortal, my friend! Ahí está, el pobre e infeliz bastardo, en una disyuntiva que puede marcar un hito en su existencia... en pocas palabras, el tipo está en el HORNO.
Puede arrancar, ciego de furia como un toro furioso, y machacar furiosamente al impertinente... cosa que implica aporrear a cuanto tipo se cruce con la histérica de la novia, o no hacer nada, más que decirle a su dama que no le infle la paciencia.
Ninguna de las opciones es buena.
La primera es cansadora, en algún momento va a encontrar a alguien que sencillamente no se deje machacar (al contrario), no tiene sentido, y lo que es peor, la novia lo va a ver como un animal, un bruto exagerado, un tipo que no piensa y que no tiene la más mínima noción de lo que es una "respuesta proporcionada". Es decir, va a hacer un escándalo.
La segunda puede ser considerada como peor, dependiendo del punto de vista. No importa que el tipo le busque una salida inteligente, que razone, o que directamente no haga nada. Va a ser visto como un irresoluto, un pusilánime, como alguien que disfraza a la cobardía con el traje de la prudencia, un tipo que no se la juega y que no defiende a su chica. Es decir, va a hacer un escándalo.

En cualquier caso, el tipo pierde. Porque, qué va a hacer? Qué es una "respuesta proporcionada"? Si no hay NADA a que responder!!! Qué? Le va a decir al kía que le ficha la novia "Señor, absténgase de hacer eso" con expresión ceñuda y tono imperativo? Vamos! Eso sí que va a generar un problema... con el otro tipo!!
Así que me pregunto: QUÉ PRETENDEN LAS MINAS!!!???

Porque ellas también están inmersas en una batalla propia. En primera instancia está el instinto atávico y animal de pretender protección del macho, de cara a asegurar la supervivencia de la descendencia. De ahí viene el famoso y nunca bien ponderado "hacé algo" y los reproches cuando no se hace. Y luego tenemos esa pátina civilizadora que impone la sociedad moderna. Esa que implica que el tipo debe estar en contacto con sus sentimientos, puede llorar, tiene que ser capaz de compartir con su pareja el baño del conejito que hay por mascota y mil y una estupideces más. De ahí vienen las amonestaciones por ser un bruto animal. Y pobre, POBRE, del 10 veces abombáu que haga la mariconada de llorar! Ellas pueden decir que quieren verlo... pero eso no es cierto ni en pedo, ni un poco.

Hermanos míos, ovejas pecadoras que vienen ante mí en busca de guía y consuelo, déjenme decirles que SON TODAS BOLUDECES! No se preocupen... no vale la pena, ya que SIEMPRE van a PERDER.
Es una de las Leyes de Murphy: Sea cual sea el curso de acción que tomes, siempre será la elección equivocada.

Personalmente, si me obligaran a elegir, preferiría la primera. Es mejor ser tildado de animal exagerado que de boludo contento. De esas dos, la tercera opción es decirle al otro pibe, guiñada de por medio: "Buena mi hembra, no?" Va a generar, probablemente, una sonrisa en la otra parte, y apenas un reproche por machista de parte de la histérica.

Y ni que hablar cuando el tipo toma la iniciativa de "macho alfa" por su cuenta! Eso sí que es un problema en fija. Tan seguro como que la abuela del Diablo es 7596 veces peor que él!
Suponete que el pibe está con su novia, tomando mate en la playa. De repente se aparece un perro paseandero, de esos que siempre andan buscando un mimo. El tipo intenta correrlo, espantarlo, en un intento, más o menos fingido, de proteger a su dama. Bien... y si aparece el dueño del perro? Y si no le gusta que maltraten a su amigo (el perro) ni siquiera de palabra? Y si el dueño del perro le desenrosca la cabeza de una piña al impertinente fanfarrón? Ahí sí que está completo!!! No sólo pasó por machista, sino que también demostró ser incauto, imprudente y un blandengue.

Este ejemplo contiene algunas exageraciones, aunque no muchas. Perfectamente puede servir de "modelo" para situaciones parecidas. De repente no tan radicales, pero sí muy similares en su esencia. Y que levante la mano el tipo que no se ha visto involucrado en uno de esos berenjenales!

En realidad, todo esto es prédica desde el púlpito... soy un ermitaño, te acordás? Ser ermitaño TIENE VENTAJAS CLARAMENTE TANGIBLES.
La verdad, es que me hace PLIN a la enésima potencia y no me importa ni un poco...

Les deseo Buena Vida

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites