.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

domingo, 28 de enero de 2007

Los hermanos, las plantas de celulosa y los cortes... o como tener a todo un país de rehén

Un ermitaño, ya lo dije, cuenta con ventajas.
Una de ellas es no tener que meterse o intervenir, en los asuntos del mundo. Podemos, simplemente, sacudir la cabeza dando a entender que el mundo está loco y que hemos tomado la decisión correcta al venirnos a nuestra ermita en la montaña. Acá, en la ermita, podemos dedicarnos tranquilamente a hacer nuestra vida sin sobresaltos y sin que nos importe mucho ni poco el resto del universo.
Pero a veces, eso no es suficiente, ni siquiera satisfactorio, y el ermitaño considera necesario gritar desde la montaña para hacerse oír y tratar de llevar un poco de cordura a las atribuladas, pecadoras y descarriadas almas que lo rodean, antes de que todo se desmadre; o si ya se ha desmadrado, tratar de evitar que todo se vaya al carajo.
Esta es una de esas ocasiones.
Te diré, a vos que estás leyendo, que este tema de Botnia en particular, las plantas de celulosa en general, los cortes de ruta a ellas asociados, y este antagonismo que se está tornando feroz entre uruguayos y argentinos, ya es suficiente.

Antes de seguir con este sermón, quiero hacer dos puntualizaciones:

1. Como uruguayo, estoy en contra de este tipo de plantas. No por el impacto ambiental (que será discutido más adelante), sino por las ventajas que aportan a Uruguay. Es muy fácil enumerarlas ya que la lista es corta: NINGUNA (y esto también será oportunamente comentado)

2. No creo en la hermandad entre países. Los países, o los estados, no tienen hermanos; a lo sumo socios comerciales, aliados de conveniencia, países con algunos intereses comunes... pero no hermanos. Los pueblos tampoco los tienen. La historia, los intereses económicos y las distintas políticas o formas de pensar (a pesar de que culturalmente existan más o menos similitudes o rasgos comunes) y un largo etcétera conspiran contra ello. La generalización no refleja la verdad, salvo que seas una partícula gaseosa. En el mejor de los casos, gentes (individuos particulares) de un país pueden sentirse hermanos de gentes (otros individuos, seleccionados) de otro país. Esto es: las personas tienen amigos.

Por lo tanto, decir que somos TOOODOS hermanos, me parece una hipocresía.

Ahora bien, pasemos a lo que importa.

Las papeleras contaminan, che. Sí, sí, ya lo sé, soy un genio, verdad? A lo que voy es: no hay actividad industrial que no contamine en menor o mayor grado. La mera existencia de una comunidad humana es contaminante. Producimos humos, desechos propios y de nuestra actividad y vamos descartando lo que no nos sirve o lo que nos sobra. Le pese a quien le pese, somos unos mugrientos.
Pero no es ese el motivo por el que estoy en contra de ellas. Decir que van a contaminar a niveles insoportables y catastróficos el medio ambiente es pura especulación.
Hay estudios ambientales que parecen inclinar la balanza para ambos lados, pero quién puede decir cuál es la VERDAD? Cada uno de ellos está parcializado. Lamentablemente, aunque soy conciente de que las plantas van a contaminar, no estoy en condiciones de opinar acerca del GRADO de contaminación, ni de si las medidas para el tratamiento del agua utilizada serán efectivas.

El tema es que las papeleras no le aportan NADA al Uruguay, salvo un poco de propaganda... y ni siquiera sé si puede ser buena.
Están en un régimen de Zona Franca, por lo que no pagan impuestos, y las exportaciones no son de Uruguay. Uruguay no va exportar nada por intermedio de las plantas, sino que son las empresas quienes van a exportar desde sus plantas en Uruguay.
Se dice que es la mayor inversión privada de la historia del país y se manejan cifras de miles de millones de dólares. Bueno, hello! De ese fardo monumental de dinero, acá sólo queda una minúscula parte. Uruguay no cuenta con la industria pesada necesaria ni siquiera para producir las vigas de soporte (las realmente grandes vienen de Chile si no me equivoco). Ni que hablar de la tecnología para producir las maquinarias en sí.
Los tipos están acá sólo por la cercanía con la materia prima.
Tampoco es que vayan a emplear a miles de obreros. Están empleados ahora, por la construcción propiamente dicha, pero cuando estén operativas, la mano de obra de las plantas será mínima. Apenas unos cientos de obreros en cada una. Y de esos cientos, los mejor remunerados serán técnicos y personal jerárquico de la propia empresa.
Podría decirse que los empleos indirectos serán muchos, como por ejemplo los camiones necesarios para trasladar los troncos, pero eso tampoco es cierto. Se está armando la infraestructura para transportar la madera por tren o barcazas que bajen por el río Uruguay.
Ni siquiera toda la madera utilizada va a ser de acá, ya que el volumen que utilizan es monstruoso. Argentina va a ser un GRAN proveedor de materias primas.

Al país en sí, entonces, no le queda nada que valga estos quebraderos de cabeza, ni estas penurias. Eso, salvo para el personal de unas pocas empresas puntuales (de productos químicos y las forestales por ejemplo). Bien por ellos.
Los réditos a largo plazo derivados de las plantas no justifican, ni se equiparan remotamente con las pérdidas que está sufriendo el país AHORA. No sólo por el turismo, sino también por la anulación de las exportaciones e importaciones por vía terrestre.

Luego tenemos el conflicto en sí. Los gobernantes de ambos países (Néstor Kirchner y Tabaré Vázques, NK y TV de ahora en adelante) no pueden dar su brazo a torcer. Los dos tienen la obligación de salvar la cara (por no decir su precioso culito). El que afloje primero, va a ser visto por sus conciudadanos como un pusilánime en el mejor de los casos. Y el que salga "victorioso" generará un fervor nacionalista que caldeará los ánimos todavía más, cosa que puede dar al traste con lo que se pueda haber obtenido.
Todo esto no es más que una cuestión de orgullo y vanidad. Hey! Son pecados mortales!!

*) Los ambientalistas/piqueteros (dependiendo del punto de vista) no pueden dar marcha atrás. No después de todo el despliegue mediático, ya que su reclamo se basa no en la limpieza del medio ambiente, si no direcamente en la eliminación de las plantas. Que dejaran las rutas con las plantas todavía en pie, y sin haber obtenido nada, sería una humillación. Y el amor propio es más poderoso que cualquier argumento racional.

*) NK lo hizo causa nacional. Va a dejarse ganar por un paisito de morondanga que muchos argentinos consideran una pseudo-provincia argentina? Ni en pedo, ni un poco! No importa que en la frontera con Paraguay, sobre el río Paraná (que también desemboca en el río Uruguay) existan plantas de celulosa que presumiblemente son fuentes de una gran contaminación, ni que tengan plantas de energía nuclear en uso desde hace demasiado tiempo, con tecnología muy similar a la usada en el reactor de Chernobyl y siempre en el filo del desastre , el tema es que con la bandera del daño ambiental se metió en una situación de la que es cada vez más difícil salir y ni siquera se sabe si QUIERE salir.

*) TV, tal vez a su pesar, también lo hizo causa nacional. Con el pretexto de la soberanía nacional, no puede dejarse vencer por la prepotencia, la intransigencia y no sé que más etcéteras. Y en su caso es peor. El tipo, TV, cuando asumió, se encontró con todos los papeles firmados. Si hiciera desistir a las empresas, las multas y sanciones serían astronómicas. Por no hablar de que no va a dejar que un estado extranjero controle la política de SU país. No es suyo, claro está, ya que está sólo de paso. Pero dejémonos de semántica.

*) Las empresas tampoco van a irse. Tienen mucha guita en juego, viste? Y como dijo hace mucho tiempo mi tocayo, el Señor de Quevedo: Poderoso caballero es Don Dinero.

La situación no es buena, ya que incluso gente pacífica se está radicalizando. Para empeorar las cosas, toda la pantomima de La Haya con sus fallos para un lado y para el otro sólo sirven para crear más frustraciones, y más terquedad.
Del Mercosur ni hablo. Es sólo PAPEL MOJADO, y nadie da un pomo por él. Don Lula tampoco va a hacer nada. Qué? Va a ponerse en contra a uno de sus principales socios comerciales por ayudar a un paisto (en cuanto a balanza comercial) como el nuestro? Ni loco!

Lo que realmente me molesta, es que las personas de los cortes siguen refiriéndose a nosotros como sus hermanos. Es un disparate!
Supongamos una familia de las de antes, de las grandes: madre, padre y 10 o 12 hermanos.
Papi se pelea con mami. Algunos hermanos están con pa' y otros con ma'. Pero uno de los hermanos se para frente a la heladera y le dice al resto que los quiere, los ama, y que con ellos está todo bien... pero que no van a comer hasta que uno de los padres ceda ante los reclamos del otro. Y no deja comer a NADIE. Ni a los que están con pa' ni a los que están con ma'.
Y entonces? Qué culpa tienen los hermanos, si los del puterío son los cabeza de familia?
Así que resumiendo: un hermano, tiene de rehén a todos los demás y los hace cagar de hambre por algo en lo que no pinchan ni cortan. Ni siquiera el que está frente a la heladera tiene relevancia en el conflicto!
Aplauso, medalla y beso!!!
Así que nada más, salvo darles las gracias a nuestros hermanos, que nos ayudan a conservar la figura.

QUÉ LINDA FAMILIA, VO'

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites