.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 25 de enero de 2007

Entonces, qué?


Este puede considerarse, en realidad lo es, el primer artículo de este blog. Los que aparecen con fechas anteriores, son simplemente porque ya estaban escritos y pedían a gritos que los soltara en Internet... y quién es uno para negarse?
Pero en fin, creo necesario dar un par de pequeñas explicaciones relativas tanto al nombre de este invento, como a los motivos por lo que este invento está acá, pululando por el éter.
Según parece existen dos definiciones para ermita. Tal vez existan más, pero de momento, las que interesan son sólo
dos. Por un lado es una iglesia o capilla apartada que no posee un culto permanente; la primera parte de esta sentencia es sólo para despistar, en tanto que la segunda se refiere a la frecuencia con que pienso estar por acá. El motivo es bien simple: he visto blogs preciosistas y de una manufactura impecable en los que son evidentes horas de dedicación. Bueno, lo siento mucho, che. Ya tengo un trabajo (dos en realidad), y esto se supone que es una actividad placentera.
Por otro lado, una ermita es el lugar donde habita un ermitaño...
Resulta extraño, habitar una ermita en pleno centro de la aldea global. Es probable que sea un ermitaño que necesita decir o compartir algo. Tal vez mi voz reciba ecos que me indiquen que no estoy solo en la ermita, y que ese asunto del ermitaño es sólo una fábula... tal vez, si soy lo suficientemente afortunado.
O puede que simplemente sea un ermitaño vanidoso y nada más.
Que cada cual lo tome como más le guste y todos en paz.


Lo que resta es "Ûl" en donde el acento circunflejo duplica la vocal. Quien haya leído la obra de Tolkien comprenderá. Algo así como "a buen entendedor, pocas palabras".

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites