.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

domingo, 6 de mayo de 2007

De puta madre!

Esa es mi autorizada opinión sobre la película Diamante de Sangre.
La verdad, nunca imaginé decirlo, pero la actuación de DiCaprio no está mal... da muy bien con el papel; un cínico con una dosis masiva de Garompa™.
Djimon Hounsou, un maestro. El negro de Constantine y Las cuatro plumas entre otras, sigue en la línea. La verdad, se la re banca, el guacho.
Y Jennifer... bueno... su actuación me parece discreta, but who cares!!

La acción se desarrolla en Sierra Leona, en 1999, y cuenta la historia de un contrabandista de diamantes, un nativo al que separan de su familia y llevan a trabajar a una mina de diamantes, y una periodista en busca de una gran nota... o algo por el estilo (who cares!)
El negro encuentra un diamante más grande que un huevo de codorniz (con el que, quien suscribe, perfectamente podría construirse su castillo en Río Negro, armar la fiestita, mandar a hacer las tarjetas, y comprar una isla griega para regalar, entre otras yerbas) y lo esconde.
El contrabandista se entera de ese hallazgo, y le ofrece al negro ayudarlo a recuperar a su familia a cambio del diamante.
La periodista está allí para... who cares! Es linda la guacha!
En fin, la historia transcurre en medio de una brutal guerra civil, con escenas que llegan a erizar los pelos.
Muy buena fotografía y una buena banda de sonido.
Ah, sí! Y es una de esas películas con mensaje... profundo, humano... bah! Se curten a tiros y machetazos los vagos!

Ja! A que tengo un futuro brillante como crítico de cine?
Me animo a decir que vale la pena verla.

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites