.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

viernes, 14 de setiembre de 2007

Optimismo a prueba de balas

Hace días que llueve de manera insistente. En esas condiciones, no es muy agradable andar en la calle haciendo trámites y demás... pero hoy estaba de un humor muy particular, así que a diferencia del 99.999% de mis congéneres, estaba encantado con el clima.
Con esa disposición de ánimo fue que entré a una casa de repuestos en donde tenía que abonar una cuenta pendiente:
—Buenos días!
—Humm... buenas —me contesta el dependiente, sin nada de convicción.
— Vengo de la empresa T... a pagar el laburo de la semana pasada —le digo, extendiéndole un cheque.

Mientras el tipo me hacía el recibo, se me ocurre la peregrina idea de preguntar
—Y? Cómo lo lleva la lluvia? — Fue uno de esos patéticos intentos que a veces hacen las personas para entablar una conversación. Algo totalmente intrascendente y neutro para dialogar con alguien que no conocemos, con quien no conectamos, que no nos importa un rábano y al que tampoco importamos... así que no dejo de preguntarme en qué mierda estaba pensando para hacer esa estupidez.

El tipo me miró con cara de total indiferencia y contesta, con voz nasal de congestión incipiente
—Ni fu, ni fa... llueva o no llueva, tengo que venir igual. Con fiebre o sin fiebre tengo que venir igual. Con gripe o sin ella tengo que venir igual. En realidad, para no venir a trabajar, uno tendría que estar muerto. Y todavía te morís, y los únicos que te lloran son los que dejaste con cuentas para cobrarte.

— Como idea no está mal —digo en un todavía más patético intento de bromear. — Sólo habría que saber con anticipación, cuestión de comprar bastante a crédito. Así por lo menos nos aseguramos de tener varios que nos lloren.

—Sí, buena idea... que lloren esos hijos de mil putas! Sírvase el recibo...

Evidentemente, eché violín en bolsa y salí silbando bajito, con el íntimo convencimiento de que disfrutar de un día de lluvia, no es para todo el mundo.

6 comentarios:

Don Bruno dijo...

en adelante, cualquier compra al contado.

Ah, mi viejo me contó que pasaste a comprarle cosas.

Naazgul dijo...

En adelante, cualquier compra calladito la boca.

Sí, estuve. Estaba tu hermanita también... estaba relinda la flaca. Menos mal que no salió como vos. Además es simpática... menos mal que no salió como vos.

Se nota que con ella pusieron ganas.

alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Hay veces la conversación mas fútil esta cargada de dinamita.. jajaja

Naazgul dijo...

Sí, no está mal, verdad? >o)

arwën dijo...

jajajajaja
por lo visto no todos son optimistas cuando llueve


mejor quedarse callado en esos casos!

Naazgul dijo...

Sí, de acuerdo. Completamente de acuerdo. Generalmente hago profesión de fe de tu consejo... pero el viernes se ve que me dio un ataque de pelotudismo crónico, las debilidades de la carne o yo qué sé.



Add to Technorati Favorites