.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 14 de junio de 2007

Una muerte largamente demorada


La imagen corresponde a la punta de una lanza explosiva, de las utilizadas para la caza de ballenas allá por el año 1885.
Fue encontrada en el cuello de una ballena cazada el mes pasado cerca de la costa de Alaska.

Curiosamente, la ballena, cuya edad se estima entra 115 y 130 años, fue muerta por un dispositivo similar.

Originalmente, la lanza estalló como estaba previsto, pero es evidente que hizo impacto en un lugar no letal, ya que la ballena se las ingenió para vivir 100 años más.

Personalmente, calculo que murió de rabia... porque que te den dos veces con un aparatejo de esos, aunque haya sido con un siglo de diferencia, no debe ser nada divertido, y en cambio sí bastante cabreante.

Fuente: Discovery

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites