.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

viernes, 4 de mayo de 2007

Notas de cine II


Continúo en este post, el artículo sobre los premios Oscar comenzado en Notas de cine I. En lugar de postear un texto tal vez excesivamente largo y denso, trato de que en cada "Notas de..." aparezcan textos con sentido propio, aunque sean parte de otros más largos. Vos dirás qué tan acertado puede ser esto.


El mecanismo ha sido ajustado, a través de los años, con diversas disposiciones complementarias. Si un mismo director ha hecho dos películas importantes en el año, sólo figurará en candidaturas la más votada, y la otra desaparecerá de las listas, incluso si tiene más votos que otra película de otro director en el mismo ejercicio. Esta eliminación de repeticiones, que abre el campo de posibilidades a más candidatos en cada rubro, sólo reconoce una excepción, para los intérpretes y sólo en el caso de que una actriz o un actor pueda aparecer doblemente en las listas de “interpretación principal” y en las de “interpretación secundaria”. Un caso reciente fue el de Jessica Lange, candidata simultánea como protagonista (por Frances) y como actriz secundaria (por Tootsie); perdió en el primer rubro y obtuvo el Oscar por el segundo. Incluso la delimitación de cuándo una interpretación es “principal” o “secundaria” pasa a ser resorte exclusivo de la rama de intérpretes, en una evaluación inevitablemente ambigua, porque si en Tootsie no había otra actriz más importante que Jessica Langue, también hubiera sido razonable colocarla como actriz principal. En el caso circuló, desde luego, la tesis de que había que premiar a Dustin Hoffman como “actriz”, pero ese era solo un chiste interno.

Un segundo e importante ajuste de procedimiento es la delimitación del material a votar. Un film puede haber sido completado y no haber llegado al estreno, o haberse estrenado con enorme demora. Un film extranjero puede haber sido producido tres años antes de su difusión comercial. En este tema, la simple especificación de la Academia es que se lo haya estrenado en el Condado de Los Ángeles, dentro del año calendario en cuestión y dentro de circuitos comerciales normales (las exhibiciones privadas queda fuera de órbita). Tal reglamentación no hace excepción alguna con material nacional o extranjero; este último entra a concurso en pie de igualdad. Así por ejemplo, Cuando huye el día (o Fresas salvajes, Ingmar Bergman, 1957) figuró entre libretos candidatos de 1959, aunque la historia sabe que perdió (ante Problemas de alcoba, una comedia de Doris Day). Y así también se producen casos curiosos, como el de Candilejas de Chaplin (1951), que no se había estrenado en el condado de Los Ángeles, quizás porque Chaplin mismo no quiso, o con más probabilidad porque en es época Chaplin había caído en desgracia, dentro de la enorme campaña anticomunista. Notablemente, entró en concurso en 1972, porque se estrenó en Los Ángeles con veinte años de demora, y obtuvo el Oscar a mejor partitura musical.

Continuará...

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites