.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

miércoles, 18 de abril de 2007

Tempestad

Hace días que sopla viento norte. He aprendido a reconocerlo como un signo casi inequívoco de que se avecina lluvia. Hace un par de días que el cielo está en capotado y eso no mejora las perspectivas. El calor es opresivo. El aire es pesado y quita el aliento.

Nacho llama al viento norte, el "viento de los locos". A veces discuto esa opinión diciéndole que los locos no necesitamos ningún viento, pero sé que tiene razón. Es curioso, el viento viene del norte, pero la tormenta llega del sur... muchas veces es así en este rincón del mundo.
Tampoco sé si es el viento el que me produce este estado de ánimo, o si llego a él porque hay viento, pero eso no importa.

Salgo a la calle a fumar un cigarro, y entonces lo veo. Oh, Dios, está mortalmente cerca. Su ardiente manto se extiende por el horizonte del atardecer e incendia el cielo. A pesar del desasosiego que me inunda, no puedo dejar de maravillarme. El espectáculo es hermoso.

Se acerca y es gigantesco, como hecho de mil montañas. Sus manos traen rayos que se descargan sin cesar, su voz impulsa a la locura y me contagia su furia destructora. Pero qué puedo hacer yo? En comparación apenas soy una mota de polvo.

Su negra cabeza está nimbada por una blanca corona, hecha de roca blanca, fría y brillante.
Lloraría si sirviera de algo. Pero sólo me limito a maldecirlo con los dientes apretados, lleno de desesperación e impotencia. Sus ojos relampaguean y su voz rugiente es como una risa arrogante y altanera. Mis palabras y amenazas son fútiles, vacías, carentes de poder, y él lo sabe.

Tiene mucho nombres: Taranis para los celtas, Indra para los indios, Júpiter en Roma, Odín para los nórdicos, Zeus en Grecia, Hadad para los arameos, Susanowo en Japón. Muchos nombres, sin duda, pero un sólo rostro, bello y terrible.

Es él, el Dios de la tormenta, y está aquí, sobre nosotros...

1 comentario:

Alma dijo...

Hombre!!! aqui en el norte, ir a rendir cuando azota el viento norte es terrible...es verdad que es un viento que nos vuelve locos a todos, es terrible. Son tres dias de viento norte, y seguro llega la lluvia.
Es maravilloso cuando llega la tormenta y se despliega con su máxima fuerza, pero aqui en el campo destruye todo. Es hermoso para los que vivimos en capitales, pero al campo lo destruye, tanto el viento norte (que es seca), como las tormetas (que dejan sin nada las tierras, llevandose los sembrados). Un abrazo



Add to Technorati Favorites