.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

miércoles, 18 de abril de 2007

Perpetuadas por el fuego

Así se ven las praderas de Flint Hills en Kansas, Estados Unidos.

Me gustaría vivir en un lugar así. Podría pasar días enteros sólo respirando y llenándome los ojos en ese mar verde, lavando el alma.



En primavera sucede esto. El infierno abre sus puertas...





y son reducidas a cenizas... La destrucción es total.





En realidad el fuego es necesario. Indispensable. Creador de vida. La pradera es como el Fénix, renace de sus propias cenizas.



Fuente: NG

5 comentarios:

Alma dijo...

El fuego purifica, renueva...dá lugar a las cenizas para renovar la vida.
Un abrazo y hermoso post.

Naazgul dijo...

Depende de cómo sople el viento ;)
Pero sí, fuego, is good.

circe dijo...

Eso mismo decían los nenes de la inquisición... pero claro, los otros, los atados al poste no lo veían con tan buenos ojos...

sería el humo.

arwën dijo...

en primer lugar, qué lindas fotos...
en segundo lugar, qué grandes verdades encierra este post.

saludos!!

Naazgul dijo...

No he tenido la suerte de estar en ese lugar, pero sí he visto praderas altas acá. Lo realmente hermoso, es cuando sopla el viento. Es como un vals. Toda la pradera está en movimiento y posee una gracia y fluidez que uno no puede menos que maravillarse.



Add to Technorati Favorites