.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

martes, 24 de abril de 2007

Amarga Vergüenza y el Horror Sin Nombre

El fondo del fondo. Ahí es donde estoy. Me cubre la vergüenza y el oprobio.

Si Alejandro me viera... qué decepción! Cómo llegué hasta acá? Qué tortuoso camino me condujo a esta calamitosa conclusión? Pude haber hecho algo diferente? Algo que hubiera modificado este deleznable desenlace?

Todo era tan simple! Lo he hecho cientos de veces sin ningún problema; ni siquiera la primera vez... pero entonces, ¿qué falló? Abrir, sacar, meter, cerrar... un par de ajustes y listo. Nada más que eso. Lo he llevado a cabo incluso a oscuras y en pobres e incómodas condiciones... pero hoy no funcionó. Recurrí a cuanta alternativa recordé, improvisé cuanto método y recurso tenía a mano para que ella se amoldara a mis deseos, pero fue inútil.

Me venció. Hostia puta! Me aplastó de la manera más burda y contundente... y la muy perra ni siquiera lo disfrutó.

Hoy fui derrotado. Soy una deshonra. Si me encontrara en el Japón feudal, poseyera una espada, tuviera un abanico, y supiera escribir un poema, ya me habría hecho el Hara-kiri (que no el más formal Seppuku).

Las excusas no sirven de nada, amén de que siempre las he detestado. Decirme a mí mismo que hace 4 años o más que no hago este trabajo suena como un plañidero y paupérrimo pretexto que me da asco.

Me derrotó un cascajo inmundo, con una mierda de BIOS de principios de 1996. Una poronga atómica que apenas es capaz de correr Windows 95. Me venció Tío Bill. Oh, Dios! Oh, Dios! Es insoportable!

Y por si esto fuera poco, caí en la cuenta de que soy una de mis peores pesadillas de antaño. Me convertí en el Horror Máximo del Técnico: un usuario con pretensiones...

Ay, Dios Pirulo! Cómo te borraste tan abruptamente! Cómo abandonaste a tu más fiel y devoto siervo? Me tiraste a los lobos, hermano! Me dejaste a mi suerte, para que muriera desangrado! Ay, Pirulo... qué flor de Hijo de Puta sos!

Ay! Ay! Ay, Santa Madrecita de las Inclemencias Todas Juntas! Cómo pude haber caído tan bajo? Cómo...?

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites