.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

martes, 27 de febrero de 2007

Me cago en Penélope Cruz

Me calienta! Yo a ella no le hice nada! Palabrita de ermitaño bueno! Absolutamente NADA! Entonces, por qué se mete conmigo la muy 'japuta?
Ya no hay respeto ni sagrado ninguno. Y es una vergüenza!
Que no sabés de qué hablo? Dejame que te cuente y después decime si no tengo razón.

Me podés explicar qué MIERRRRDA hace Penélope Cruz cantando el tango "Volver"?
Hostia puta! Es que estamos todos locos?
No la podía creer! Te juro que no la podía, ni la puedo, creer! No daba crédito a mis ojos ni a mis mugrientos oídos cuando vi el trailer de la película homónima del mismo nombre que se llama igual que el tango... y ahí estaba ella, la muy turra, cantando suavecito, como haciéndose la sensual, con esa voz de porquería que no sirve ni pa' pedir fiado. Como si fuera algo seductor o no sé qué carajo.

Flaca al pedo! Quién te manda a hacer esas boludeces? Dedicáte a cantar sevillanas, jotas, chachachá, o lo que se te raje el ojete, que a mi tanto me da. Pero que con tu voz de pito destroces ese tango no! Y tenía que ser JUSTAMENTE ESE tango!!!

Para uno, que creció escuchando al Canario Luna cuando cantaba esa joya de Gardel con esa voz particular y maravillosa que le nacía después del segundo vino, es un insulto de la peor calaña. Carlitos se debe estar revolcando en su podrida tumba!
Para alguien a quien se le escapan las palabras cuando vuelve a casa después de un viaje. Que las canta bajito, para sí mismo. Con esa necesidad de verbalizarlas para hacerlas reales, como para convencerse de que sí, que efectivamente se está volviendo a casa, al terruño, a la querencia, a los afectos, tener en la memoria esa pesadilla es horrible e intolerable!
No importa que al día siguiente ya ande puteando a la casa, el terruño, los afectos y la madre que los parió, suspirando por irme de nuevo. El retorno tiene algo mágico, sobre todo si es de noche y realmente uno puede adivinar el parpadeo de las luces que a lo lejos...

Entendés la herejía sin límites? Eh? Eh? Eh?

Cómo hago ahora, flaca idiota, teniendo tu imagen grotesca en la mente, para recrear esa sensación maravillosa de pertenencia que siento durante los instantes fugaces que dura el tango? Lloraría de rabia, mirá! Te das cuenta de que son los únicos momentos en que pertenezco a algún lado de verdad? Brisca! Trola! Me robaste la magia, aboyada del orto!

Ché, Penélope... hoy el dedito es para vos... hasta la punta del gorro!!!
Qué asco te tengo!




No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites