.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 26 de enero de 2006

Dualidad

La raza humana... el Hombre...

Extraña criatura...

Tan dual...

Tan capaz de la mayor entrega por amor, como de una crueldad infinita...

Luminoso y creador como un rayo de sol, o vengativo y destructor como una centella caída directamente desde el Olimpo...

Constantemente en el filo de la navaja, tironeado y espoleado por el bien y el mal...

Siempre en la disyuntiva entre hacer lo que se quiere... y hacer lo que se sabe es correcto...

De continuo indeciso, en el dilema de arriesgarse porque el premio lo vale, o no jugarse por temor a lo que se puede perder...

A diario planteándose si seguir a su corazón, o a su razón...

Muchas veces más concentrado en la muerte que en la vida...

En demasiadas ocasiones explorando afuera, en lugar de concentrarse en el interior...

Tan dual...

En la búsqueda... de qué? Dinero. Dios. Poder. Sabiduría. Reconocimiento. Fama. Amor. Felicidad. Una sonrisa amiga. Agua en el desierto. La vida eterna. La piedra filosofal. Paz. Lo que sea, por loco que sea, se busca... Pocos lo saben con certeza... la mayoría, buscando ciegamente, sin rumbo, sin pistas, con los horizontes desdibujados, pero perseverando... se busca... Con desesperación, con la obsesión pintada en el rostro, con una sonrisa que surca el alma, o con la sonrisa de un demente... se busca... Aquellos tocados por la dama fortuna, lo encuentran, aún sin saber qué, cómo ni por qué... De esos elegidos, algunos pocos, poquísimos felices afortunados, saben reconocerlo y cesan su búsqueda... tomando lo que anhelaban, aún sin tener conciencia clara de qué han conseguido... Otros también lo encuentran, y tan ciegos son, tan necios, que lo descartan para seguir buscando (¿algo mejor tal vez?)... y ya nada encuentran... lo que encuentran no es lo que esperaban... o peor aún, encuentran algo... algo que no pueden retener por mucho tiempo, como si se quisieran atrapar las nubes...

El Hombre...

Extraña criatura si la hay...

Tan dual... eternamente entre la luz y las tinieblas...

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites