.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

lunes, 10 de setiembre de 2007

La fusión nuclear tiene luz verde

Bueno, parece que el proyecto para generar electricidad a partir de la fusión nuclear va a comenzar, finalmente.

Hoy en día, las centrales nucleares se basan en la fisión nuclear, proceso por el cual el núcleo de un átomo se divide en dos o más núcleos más pequeños. Para realizarla se utilizan materiales altamente radiactivos como el Uranio o el Plutonio. La gran desventaja radica en que los residuos de los reactores, una vez agotada su capacidad para producir energía, siguen siendo letalmente radiactivos y tienen una vida media de miles de años.

En la fusión nuclear, en cambio, dos núcleos se juntan para formar otro cuya masa es menor a la suma de las dos masas originales. La diferencia de masa es liberada en forma de energía (cuya cantidad se obtiene con la fórmula E=mc2). Como combustible se utiliza Deuterio y Tritio, no radiactivos y que pueden conseguirse fácilmente y en abundancia. El Deuterio (un isótopo, o variedad del Hidrógeno) puede encontrarse en el agua de mar, y el Tritio (otro isótopo del Hidrógeno) se obtiene gracias a un neutrón que se libera durante la reacción.
Sigue existiendo radiactividad (presente en la estructura del reactor por estar sometido al bombardeo de neutrones), pero su vida media es mucho menor: décadas en comparación a milenios.

La fusión se consigue a temperaturas como las que pueden encontrarse en el centro del sol, y aquí radica la dificultad: para realizar la fusión son necesarias enormes cantidades de temperatura y presión. Para conseguir estas condiciones son necesarios lásers que sean capaces de comprimir los isótopos, y/o potentes campos magnéticos, cuyo despliegue es extremadamente costoso.

A mediados de 2005, y luego de mucha discusión, se seleccionó a Francia como sede para el Reactor Experimental Termonuclear Internacional (ITER en inglés). De funcionar, el consorcio internacional responsable del ITER construiría un prototipo comercial.

En Julio pasado la Comisión Europea aprobó el proyecto HiPER (Power Laser Energy Research), con un presupuesto de 500 millones de libras esterlinas.

No va a ser cosa sencilla, ni rápida. Prueba de ello es que el inicio de la construcción está previsto para el 2011, y que la plena aplicación comercial estaría disponible en unos 100 años; pero al menos ya dejó de ser algo sólo en papel.

Sigue sin gustarme, obviamente, pero la fusión me cae infinitamente más simpática que la fisión. Los reactores de fusión, aunque más costosos, son mucho más seguros que los tradicionales de fisión, y no tienen emisiones dañinas para la atmósfera.

El tema es que, al final de la vida útil del reactor, de todos modos vamos a tener que lidiar con miles de toneladas de residuos radiactivos cuya manipulación es difícil y peligrosa. Lo no tan malo, es que la vida media de estos residuos es muchísimo más corta.

Supongo que sólo resta esperar y ver qué pasa. Tal vez en un par de décadas la comunidad científica sea capaz de lograr manejar la energía del átomo sin que las generaciones venideras tengan que preocuparse por los mortales desechos.

Ojalá.

Fuentes:
NewScientist 09/2007
NewScientist 06/2006
BBC Mundo 11/2006
BBC Mundo 06/2005

2 comentarios:

venusina dijo...

Pancho.. no sé si es un problema con todos, pero no me actualiza tus feeds el bloglines. Veo que pasa y después te cuento.

A mí también me disgustaba la fisión. La idea de división y de la bomba no me cerraba. Ahora, decime ya que tengo unos ahorros... ¿cómo me pongo un kiosco de Deuterio y Tritio?
¿No existe una manera de generar electricidad más barata y saludable? O esas maneras producen muy poca energía eléctrica?
Nuestros nietos van a pensar que éramos unos mugrientos... dejando residuos radiactivos por todos lados, realmente unos cerdos.

Naazgul dijo...

No te preocupes. Es raye de Bloglines. Cada tanto le da uno, y queda taradito un rato. Después se le pasa.

No te calentés con el Deuterio y el Tritio. Dedicate a la materia prima y vendé agua de mar.

Supongo que sí. Que existe. Pero actualmente la relación costo/beneficio no es demasiado buena. Además, las energías renovables chocan con demasiados intereses, así que realmente no se les da tanta importancia.
Sin embargo están en desarrollo algunas alternativas, como por ejemplo, generadores para aprovechar la energía de las mareas, en EEUU (en Nueva York, ya instalado), y en no recuerdo qué ciudad de Inglaterra.

Los nietos tendrán razón: somos unos mugrientos.



Add to Technorati Favorites