.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 6 de setiembre de 2007

Carl Sagan: Miles de Millones

Carl Sagan era un maestro. Si me preguntaran en quién me gustaría reencarnar, sin duda lo elegiría a él, no sólo por sus conocimientos y su forma de ser (al menos la faceta pública), si no por algo mucho más importante. Cualquier idiota puede adquirir conocimientos, pero saber transmitirlos y que todavía te entiendan, y que tras cartón puedas contagiar tu propio entusiasmo a tu interlocutor y acaparar por completo su atención durante horas... bueno, eso es algo que me encantaría experimentar.

Lo vi por primera vez cuando era un gurisito, en su serie Cosmos, cuando la TV hacía algo más que mostrar obscenidades tales como las notas a los políticos y Gran Hermano todavía era hijo único y bastardo.

Nunca pude llegar a ver un capítulo completo de Cosmos, ya que mi viejo solía cambiar de canal en cuanto lo veía, tras pronunciar las sabias palabras de "otra vez con esa bobada?"; pero me fascinaba. Eran mediados de la década de los 80, nuestro primer televisor a colores era una cosa rara por la que había que sentirse privilegiado, yo no tenía más de 10 años y vivía en medio del campo... a la sombra de una bosta de vaca, como quien dice. Así que escuchar hablar a alguien del universo, las estrellas, las galaxias, la Física, y tantos otros temas, todo ello acompañado por gráficos y animaciones, era para mí como ser espectador de la mejor manifestación mágica jamás experimentada.

Grande fue mi sorpresa cuando años después me enteré de que este buen hombre había publicado varios libros de divulgación. Uno de ellos, el que nos ocupa hoy y motivo de este artículo, es Miles de millones. Entre sus páginas puede encontrarse la opinión del autor sobre variados temas, desde el desarrollo de los grandes números a un debate sobre el aborto, pasando por el calentamiento global, la luz, la vida en Marte, y otros tantos temas científicos que explica de una manera sencilla y muy placentera.

Sin más que agregar, lo dejo en el almacén para descarga directa. Que lo disfrutes.

2 comentarios:

venusina dijo...

jaja, a la sombra de una bosta de vaca? XD Es como me pasó a mí, casi. Todo lo que decís, excepto que a mis viejos sí les gustaba el programa. Él usaba un corte taza muy particular.
Me acuerdo que en 1995, + ó -, le regalé "Un punto azul pálido" a un ex. Quiero que me lo devuelva! :D

Naazgul dijo...

Ah! Otra canarita!

Hay videos con su voz en YouTube, bajo "A Pale Blue Dot". Algunos están muy buenos.



Add to Technorati Favorites