.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

martes, 4 de setiembre de 2007

Apicultura: Falsa primavera

La idea de este artículo es plasmar una inquietud, y hacer un llamado de atención a los colegas que puedan llegar por acá.
Como todos sabemos, este invierno ha sido crudísimo, con más de 50 heladas en el haber (al menos en el sur).
Esto no debería ser preocupante suponiendo que se hayan realizado las curas pertinentes y se hayan tomado los recaudos necesarios para ayudar a las colonias a mantener el calor del nido: achicar el tamaño de las piqueras, y emponchar las cámaras, reduciéndolas lo más que se pueda.

El motivo por el que estoy escribiendo hoy, es que estamos teniendo unos días inusualmente cálidos para esta época del año. Eso, unido a las recientes precipitaciones (al menos en la zona sur), dan como resultado que se aceleren los rebrotes y la floración (frutales -durazneros, ciruelos, etc-, y algunas especies del monte (aromos).

Es decir, que las abejas cuentan en estos días con una entrada medianamente abundante de néctar y polen. Y aquí llega el potencial riesgo: la entrada de proteínas y néctar, sumado a la suba de temperatura (del orden de los 20º C), puede inducir a muchas reinas a aumentar la postura de manera súbita y radical. Incluso se ve postura de zánganos!

Recorriendo los apiarios en el día de ayer, pudimos ver hasta cuatro marcos completos con postura (abarcando todo el rango de edades tendríamos de 8 a 10 mil abejas). Es decir que cuando eso eclosione, las cámaras van a quedar bastante pobladas, casi completas, y esa masa de nuevas abejas va a necesitar alimentos.

No es la primera vez que se ve esto. Una aparente primavera temprana con la consiguiente explosión demográfica. Luego llega un nuevo embate de frío con heladas y la floración se para en seco por 20 días. El resultado no es agradable: colmenas ya a media marcha se encuentran con que el aprovisionamiento se corta de un día para el otro, por lo que tienen que echar mano a las reservas que les puedan haber quedado, que no suelen ser muchas... o mejor dicho, alcanzan para el disminuido nido invernal, pero son del todo insuficientes para una gran población. Colmenas fuertes mueren de hambre en el correr de unos pocos días, cosa que se manifiesta al encontrar abejas metidas de cabeza en las celdas.

Qué se puede hacer?
No les saques los ojos de encima, hermano. En esta época, diez días puede ser demasiado tiempo para espaciar las visitas.

No está de más tener en reserva algún tambor con jarabe de maíz de alta fructosa, en caso de tener que apagar algún incendio. El jarabe debería ser preparado con un mayor contenido de fructosa en relación con el agua (de repente una relación de 2 a 1 en favor de la fructosa es lo más adecuado), de manera que las abejas lo interpreten como alimento, y no como incentivo.

Estando tan cerquita de la nueva temporada y habiendo remado todo el invierno, ninguno de nosotros puede darse el lujo de empezar a perder colonias justo ahora.

Éxitos!

4 comentarios:

venusina dijo...

Pobres abejas. Lo loco es que me lo imaginé como si hablase un estadista de unas colonias, vaticinando lo que le pasaría a un pueblo al que se le avecina una "primavera ficticia" y las consecuencias de ello.

Naazgul dijo...

Sería un expoliador y un explotador, más que un estadista... técnicamente hablando. Pero es todo semántica ;)

venusina dijo...

Ayer compré miel :)

Naazgul dijo...

A cuánto el kilo?



Add to Technorati Favorites