.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 2 de agosto de 2007

Sobre las plantas de Botnia y sus entretelones

Según la radio, el gobierno del presidente Argentino Néstor Kirchner le ofreció a Uruguay una tregua en los piquetes que implementa la asamblea ambientalista de Gualeguaychú. El diálogo, luego de sacarle las envolturas diplomáticas, fue más o menos como sigue:

Enviado argentino: Nuestro presi les ofrece una tregua con el despelote de los puentes.
Enviado uruguayo: Ah! Buenísimo! Qué pide a cambio?
EA: Que para levantar los cortes y volver a habilitar el cruce por los puentes, Botnia tiene que posponer la inauguración de su planta.
EU: Qué? Tu presi está loco!
EA: Sí, de acuerdo... pero eso no tiene nada que ver.
EU: Bueno, entonces... no.

Algo así, supongo que te hacés una idea. El tema es que esta conversación tuvo lugar en la ciudad de Nueva York.
Y eso es lo que me indigna. La "negociación" en sí, no tiene mayor importancia, ya que es del mismo tenor que las que se han mantenido desde hace dos años. Argentina quiere meternos el gaucho, y nosotros le decimos, muy amablemente, que se meta el facón en el orto... normal.
Lo verdaderamente vergonzozo, es que se vayan a Nueva York, 10000 kilómetros, para hablar esas boludeces que todos saben cómo empiezan y cómo terminan.
Hasta se podría hacer por teléfono! Pero no. Para qué gastar un par de dólares en una llamada de 2 minutos? Noooo. Hay que mandar un montón de zánganos (léase comitiva oficial), pagando pasajes de avión, hoteles (mínimo 4 estrellas), y viáticos diversos, para que los señores sigan discutiendo sobre la forma de la mesa.

Si fuera por mí, volaría los puentes... con todos los políticos sobre él... o colgando de él. Cosa de asegurar y finiquitar el tema.

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites