.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

lunes, 2 de julio de 2007

No, no me aburre usted... me estoy concentrando.

Eso es lo que podrán decirle millones de estudiantes a sus profesores... y no estarán mintiendo! Al menos esa es la interpretación que hago de este artículo aparecido en NS.

El bostezar durante una clase, conferencia, seminario, disertación, etc., no necesariamente significa que uno se duerme por estar mortalmente aburrido. De acuerdo con Andrew y Gordon Gallup de la Universidad Estatal de Nueva York, el bostezo sirve para acelerar el flujo de sangre al cerebro y enfriarlo, mejorando así la atención.

También creen que los bostezos en cadena (porque los bostezos son contagiosos, y eso lo sé sin que venga ningún gringo a decírmelo) son producidos por mecanismos empáticos cuya función es mantener la vigiliancia del grupo. Si todos bostezamos, todos nuestros cerebros se airean, y estamos mejor enfocados... simple, verdad?

Eso, siempre que respires por la boca. Si respiraras como corresponde, entonces la sangre de los vasos nasales enviaría sangre fresca al mate y no habría necesidad de bostezar... también podés evitar los bostezos poniéndote algo frío en la frente (una lata de cerveza por ejemplo, o un vaso de whisky - con hielo-).

En fin, que hay muchísima gente al pedo, para mayor gloria de la ermita. De todos modos ya sabés, si estás hablando en público y ves gente bostezando, es nada más que porque se están poniendo alerta. Si escuchás ronquidos, ese ya es otro tema y tenés mi permiso para entrar levemente en pánico.

Ahora bien, ya en la recta final de este artículo, se me viene a la mente un atroz interrogante. Angustiante. Paralizante. Inquietante. Y algún ante más que ande por ahí, pululando sin saber qué hacer.
Todos conocemos eso de que si todos los chinos saltaran a la vez temblaría la tierra... y si a todos los chinos les diera por bostezar a la vez? Qué pasaría?
Dejarían sin aire al planeta?
Provocarían vientos huracanados al aspirar todos juntos?
Cambiaría el clima en todo el mundo debido al brusco cambio en las corrientes de aire?
Y la más horrible de las consecuencias:
Podría ser que no sucediera absolutamente NADA? Si todos se sincronizaran, si hicieran de bostezar al unísono una causa nacional... y resultara que todo el esfuerzo mancomunado no hace ni mella en el orbe. Peor aun, que nadie se enterara! O mucho más peor, si a nadie le importara un carajo un montón de chinos bostezando! Eso sin dudas pondría furiosos a los chinos! Porque un chino caliente no jode... hasta puede ser gracioso de ver. Pero qué bien pueden hacer 1.500 millones de chinos furiosos, tocados en lo más hondo de su amor propio?

Tiemblo de sólo pensarlo!

3 comentarios:

venusina dijo...

yo no quiero ver 1.500 millones de chinos enojados... ni un poquito así te digo.

Naazgul dijo...

Sobre todo si estás cerca, tenés ojos redondos y no te podés mezclar con la enfurecida muchedumbre.

Don Bruno dijo...

después de haber visto un poco de lo que es la teoría del caos, me preocupa bastante que los chinos pestañeen todos a la vez.
O___o



Add to Technorati Favorites