.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 31 de mayo de 2007

No hay que hablar a espaldas de los demás

Tuvimos que estacionar el camión un poco lejos del lugar en el que teníamos que entregar mercadería, y había un montón de paquetes por entregar...

—Buaf! (o cualqueir otro sonido onomatopéyico que denote fastidio) Tenemos un montón de paquetes por entregar —Digo con un gesto a medias fastidiado... para acompañar el sonido onomatopéyico que donotaba fastidio.
—No te calentés —me tranquiliza "C". El "Turco" tiene un carrito de buen tamaño, y cabe todo ahí.
—Qué bien! No sabía que tenía carro...
—Vergüenza es lo que no tiene, el turco podrido ese... pero carro sí...

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites