.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

martes, 15 de mayo de 2007

I'm Batman... Me too! Me too!

La isla Barro Colorado, ubicada en el canal de Panamá, es un lugar ideal para vivir... siempre que seas un murciélago.
En esta isla, cuya superficie es de 1500 hectáreas, habitan 74 especies de murciélagos (y contando). Como nota comparativa, en TODO EE.UU. pueden encontrarse 47, y en el Amazonas brasilero (el país con más especies de murciélagos en el mundo) pueden encontrarse 160.



La manera en que pueden coexistir tantas especies en un espacio tan reducido, parece cosa de magia. Pero todo se basa en un delicioso equilibrio que nosotros, como especie, ni siquiera podemos llegar a imaginar. Viven en paz y en sana competencia. Cada especie tiene nichos bien definidos, ya sea para elegir el lugar donde morar, qué y cuándo comer, e incluso, como no podía ser de otra manera, también han implementado en formas únicas la ecolocalización.

Murciélagos que pescan, los insectívoros, los que cazan ranas, los que prefieren las frutas, los que se limentan de néctar y polen. Alas grandes, para alcanzar las alturas, conviven con alas pequeñas, diseñadas para esquivar ramas a alta velocidad.



Ellos toman y reciben. Floresta y mamíferos dependen uno del otro. La una da cobijo y alimento. Los otros esparcen semillas, polinizan, fertilizan y controlan las pestes y a su vez también sirven de alimento a otras especies.

Fuente: NG

A veces me pregunto por qué nos es tan difícil convivir...
A veces me pregunto por qué somos tan estúpidos...

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites