.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

viernes, 27 de abril de 2007

El Limbo-No-More hace estragos!

Hace unos días me enteré en el blog de Jahey de que el Vaticano abolió el Limbo.

Cosa trágica para muchas almas que allí moraban, ya que los que pasan directamente del Limbo al Cielo, son sólo los niños no bautizados. Eso crea un problema, porque según Dante en su Divina Comedia, en el Limbo estaban todos los justos que vivieron (y murieron) antes de que apareciera el Flaco. Qué será de esas almas? Y también es trágico para la obra de Dante en sí. Habrá que editarla? O con apretar F5 se hace un "refresh" y los nuevos cambios quedan actualizados?

Pero no acaban ahí los problemas! Esto recién empieza, y es el motivo de este artículo. Quién sabe cuántas obras literarias más han quedado obsoletas? La Iglesia atenta contra la cultura de Occidente, people! De momento, también le complicó la vida a Don Voltaire; o mejor dicho, a su Hombre de los Cuarenta Escudos.

Este desgraciado individuo, luego de pasar por muchas penurias, pudo hacerse de un pequeño capital y un nombre respetable. Gracias a eso y a su buen juicio, llegó a alcanzar renombre como mediador en difíciles y a menudo irreconciliables disputas. La que de alguna manera lo lanzó a la fama, fue su intervención en una discusión que versaba sobre el lugar en que estaría el alma de Marco Antonio (Cielo, Infierno o Purgatorio). El de los cuarenta escudos logra zanjar el tema convenciendo a los partidarios de una y otra opción de que Marco Antonio estaba en el Limbo.

Fue sin dudas, su gran victoria... pero ahora la Iglesia la ha vuelto inútil, ya que desde el momento en que no hay más Limbo, sus puntos de vistas ya no son válidos. Y en qué posición queda el pobrecito? Y si lo acusan de decir falsedades? Eso podría acabar con su reputación, y con ella su posición en la sociedad se vería seriamente afectada. Y si todos sus arbitrajes son declarados nulos? Porque si sostuvo como cierto algo falso... qué garantías hay de que no haya hecho lo mismo en todos los asuntos? Eh? Porque la gente es mala y comenta. Y los comentarios, aunque sean equivocados, sin son repetidos 1000 veces, se convierten en verdades... y eso es una guarangada.

A ver, Iglesia. Contestáme, vo'! Te parece bonito? Quién se hace responsable de los perjuicios del infeliz Hombre de los Cuarenta Escudos? No hay derecho a arruinar el bueno nombre de nadie porque no sepan qué hacer con su tiempo ocioso!

Y todo lo que debe haber de lo que no estoy enterado! Estos loquitos... se aburren y se mandan cualquiera...

Qué ganas de joder la pava, che!

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites