.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

jueves, 22 de febrero de 2007

Arriba de nuevo

Bueno, he retornado.
No en plena forma, ya que llevo una gripe encima que me pone de un mal humor bastante fastidioso. Además de eso, tengo la mente hecha jalea (no confundir con el estado "normal" o habitual) y mis dotes literarias están seriamente mermadas (Ideam paréntesis anterior).
Supongo que el Mundo no me ha esperado, y hay cosas que me perdí irremediablemente.
Hubo otras, sin embargo, que desearía fervientemente haberme perdido. Por ejemplo, el puto Carnaval.
Todo bien con Carnaval. Todo bien con que sea la mayor fiesta popular en Uruguay. Todo bien con las murgas, cantos folclóricos y los cumbieros. Todo bien...
Lo que me enerva es que hayan puesto el tablado (escenario) para estos artistas y los no tan artistas a 3 metros de mi habitación.
Y me pregunto: si Carnaval es todo el día, por qué estos energúmenos se instalan a dar sus alaridos a las 2 (DOS) de la mañana? Es que yo voy a sus casas a imponerles mi música cuando intentan dormir? No hay lugares, acaso, ideales para que se instalen a hacer lo que demonios sea que hagan en donde no le rompan la paciencia a quienes no damos un pomo por estas festividades? Estadios, plazas, miles de esquinas alejadas de MI esquina! Pero no, vienen y se instalan de manera tal de maximiar su tan poco grata presencia.
Como dijo muy sabiamente Confucio hace ya tantos años: CARNAVAL DE MIERRRRRRRDA!

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites