.

En instantes serás redirigido al nuevo blog:
42

martes, 26 de diciembre de 2006

El Círculo

Qué es lo que buscamos?

Es en días como hoy, que esa pregunta aparece a cada momento, como un niño que espera agazapado a que pase algún desprevenido para darle un buen susto.

También, es en días como hoy en que aparece el hermano siamés del interrogante anterior: Qué es lo que esperamos? Siempre juntos, siempre igual de perturbadores. Perturbadores, sí, porque eso que busco, eso que espero, se resiste. Se hace desear.

Esperamos... o mejor dicho, espero, a Alguien. Alguien que me espere.

Alguien junto a quien desepertar, y junto a quien dormirme.

Saber. Que partir cada mañana, y lo que se haga cada día, es tan sólo un incentivo para poder regresar.

Sentir. Que aunque la actividad diaria, con sus problemas y dificultades, se parezca muchas veces a un manicomio, cuando volvamos a estar juntos, encontraremos un remanso de paz.

Alguien que llene este vacío y le dé sentido a todo.

Alguien por quien valga la pena el esfuerzo. No importa qué, no importa dónde, no importa cómo. Sólo que eso, tiene un significado gracias a ella. Y que su propio esfuerzo, tal vez tenga un significado gracias a mí.

Que el poder, el nivel social, la posición económica, “elementos” tan ensalzados y perseguidos hoy en día, no sean un fin en sí mismos. Que no se conviertan en una meta, sino que simplemente sean herramientas que ayuden a conseguir y construir lo que realmente importa. Yo sé qué es. Ella lo sabe, o lo sabrá, cuando la encuentre. Vos que estás leyendo también lo sabés... o al menos deberías se capaz de adivinarlo.

Alguien con quien compartir y que comparta... todo. Momentos. Alegrías. Tristezas. Amor. Pasión. Risas. Lágrimas. Vida.

Alguien que me muestre nuevos horizones.

Alguien a quien procurar la felicidad. Alguien que desee la mía.

Alguien a quien amar. Alguien que me ame.

Un norte. Un centro.

Alguien que complete el círculo...

Un círculo perfecto, del que no pueda distinguirse principio ni fin, uniones ni rupturas. Un círculo sólido y armónico. Una expresión de continuidad.

Utopía?

Puede ser, pero prefiero pensar, creer y sentir, que existe. En algún lugar. Detrás de cada sonrisa que vea. Mezclada entre la multitud que pulula en cada ciudad que visite. En cada país que pise. Que posea ese algo que la haga resaltar entre la masa anónima.

Existe. Y voy a encontrarla.

Necesito completar el círculo, para poder completarme a mí mismo.

Qué más puede buscarse?

No hay comentarios.:



Add to Technorati Favorites